DAB. El fracaso que no levanta cabeza. (y IV)

En la última entrada sobre el tema de la radio digital DAB se presentaba el nuevo Plan de digitalización del servicio de radiodifucsón terrestre … aunque muy nuevo no es por que data del año 2011 y aún no se ha realizado ningún cambio, … ¿Seguro?

Primero de todo, y para ir rematando el tema, no confundir la radio digital con los canales de radio que se transportan junto a los canales de TDT. La diferencia entre el servicio DAB (Digital Audio Broadcasting) y el de TDT es que este segundo utiliza el estándar de emisión DVB (Digital Video Broadcansting). Si la diferencia entre DAB y DVB son la A de audio y la V de vídeo, debería de entenderse directamente: el DAB está dirigido exclusivamente a canales de audio, mientras que el el DVB está principalmente dirigido a canales de televisión, teniendo a los canales de radio como un servicio añadido. Realmente son canales con datos de audio pero sin datos de vídeo que el receptor los etiqueta como radio.

Segundo. Según el Plan del 2011 el futuro de la radio digital DAB en España pasa por cambiar el estándar de emisión DAB por el nuevo DAB+, con la posibilidad de aumentar el número de canales de radio existentes debido a la mayor compresión que permite el códec de audio AAC propio del sistema DAB+. De hecho en España ya se dispone del primer canal en esta nueva modalidad, y lo ha hecho la emisora religiosa Radio María que en el múltiplex MF2, con un canal de radio en AAC a 64 kbps. El resultado es semejante al existente en el formato MP2 a 160 kbps en el mismo múltiplex.

rmariodabplus

¿Esto debería darnos alguna esperanza? Siendo una emisora religiosa quien ha hecho el experimento, lo de esperanza viene a cuento. En un período de medio o largo plazo habría que esperar qué hacen el resto de emisoras a este respecto, ya que como dice el refrán “una golondrina no hace verano”. Habrá que estar atentos a este sistema que en nuestro país languidece y en el resto de Europa se potencia.

Actualmente hay receptores de DAB/DAB+ a partir de unos 50 €, con lo que la escusa del precio ya no debería de ser impedimento para que el usuario pase a este nuevo sistema. Aunque queda lo importante y que se repite una y otra vez: ¿para qué hacer el cambio si en DAB se escucha lo mismo que en FM? Para potenciarlo pasa por incluir emisoras que al menos en buena parte de las grandes capitales no se escuchen, y nuevo aliciente para su utilización.

Comparte esta entrada en ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *