Internet para todo: televisión

Hace un tiempo encontré un artículo en la web de la Cadena SER sobre la aparición de Netflix en España y me salió una sonrisa cuando leí lo siguiente: “Sin internet, no hay Netflix”. Parece lógico, ¿no? Pero visto desde el punto de vista televisivo tradicional esto supone una vuelta de tuerca en la que, ya estamos inmersos: si quieres ver una cosa de un canal de televisión no hace falta que dispongas de una antena exterior.

Internet se convirtió en un principio en un aliado de las cadenas de televisión ofreciendo un apoyo a sus parrillas de programación con la opción de vídeo bajo demanda mediante streaming (descarga que se consume en el momento para su inmediata eliminación automática), ya fuera de pago o gratuita … sin hablar de los que se iban “al más allá” para descargar aquellas series o programas por los que había que pasar por caja. Ahora la opción internet es la tendencia, y aquellos servicios online han evolucionado para dejar en muchos casos obsoleta la linealidad del canal de televisión. ¿Linealidad? Sí, tener que esperar tu serie o programa favorito a la hora convenida por el canal, teniendo que “tragar” con otros contenidos previos que, muy probablemente, al espectador no le interesen. De ahí viene la idea de linealidad: un programa detrás de otro, en línea. Y la televisión por internet, ¿tiene un nombre? Sí, lo tiene: televisión conectada.

Ya no hace falta esperar. Ya impera el cuando quieras, y además con bastantes mejoras en el aspecto visual ofreciendo contenidos en la tan cacareada alta definición … que sea dicho de paso muchas páginas web de descargas prometen pero no ofrecen ni de lejos.

Tampoco hará falta disponer de un ordenador para descargar la película. Las televisiones se convertirán, con las aplicaciones correspondientes, en el centro de atención que en los últimos años fue perdiendo … más que nada porque hay muy poca gente con un monitor de PC de al menos 32 pulgadas, cosa que sí tiene nuestra televisión de la sala de estar o el comedor. De hecho ya lo son las Smart TV.

Netflix fue el punto de inflexión en EE.UU., donde se habla de hogares que se han desconectado de cualquier televisión lineal accediendo sola y exclusivamente al servicio streaming. Y ante esta evolución no es de extrañar que las cadenas vayan teniendo su aplicación específica en Smart TV, dispositivos móviles o adaptadores para televisores, como Apple TV o Nexus Player. Así terminó haciendo la cadena norteamericana de pago HBO (la productora de “Juego de tronos” para los que no sepan de lo que estamos hablando) creando la aplicación “HBO Go”, que por un determinado precio se podía acceder a sus contenidos sin necesidad de contratar el canal de televisión. En España sucedió algo parecido con Yomvi cuando fue creada por Canal +, aunque ahora ha pasado a ser en un servicio exclusivo para los clientes de Movistar+.

Y alguno dirá que si la evolución es disfrutar de televisión online … ¿qué ancho de banda tendré que tener en mi conexión a internet? Eso será tema de otra entrada.

Comparte esta entrada en ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *