Fracasos de la historia: Quiero TV, la plataforma de pago que tenía que liderar la TDT (y IV)

Muchos canales en poco espacio, problemas técnicos obtenidos de una mala planificación … a eso habría que añadirle un accionariado compuesto por multitud de empresas y tenemos la bomba a punto de explotar … ¿a punto? La bomba terminó explotando.

El número de abonados no crecía según las expectativas, con lo que la deuda se incrementaba. Los socios veían que con aquello no se veían beneficios, con lo que se decidió dar un paso más para darse a conocer: más publicidad. Pero en este caso se fueron por un camino poco explotado hasta entonces como era el de lucirse en la camiseta de los árbitros de fútbol de Primera y Segunda División. El contrato tenía que durar desde enero de 2001 hasta finales de la temporada 2004-2005, lo que supuso 1.500 millones de pesetas (9 millones de €).

Pero aquello tampoco supuso un gran incremento en el número de abonados. Así que después de varias peleas internas (la multitud es lo que tiene) y el no suscribir una ampliación de capital en septiembre de 2001, la plataforma decide apagar sus emisiones el domingo 30 de junio de 2002, un mes después de decidir no cobrar una cuota a sus abonados y de haber reducido su oferta de canales que suponía reducir el coste. Y tened en cuenta que el contrato de publicidad en la camiseta de los árbitros era hasta mediados de 2005 … con lo que una vez cerrada en 2002, no hubo más remedio que seguir luciendo su logotipo 3 años más.

Dejó 94.000 abonados y 600 millones de euros en pérdidas. Sus canales, en el momento del cierre de la plataforma, ya se encontraban distribuidos en Vía Digital o Canal Satélite Digital. Este fue su vídeo de despedida a sus abonados:

Una plataforma que duró 2 años y que tenía que ser la abanderada de la TDT en España … el mismo caso que en el Reino Unido donde también la plataforma de televisión de pago (que lideraba la televisión privada ITV) cerró por escasez de abonados.

Quiero TV perdió la licencia tras estar 15 días sin emitir, y su espacio no lo cubrió nadie hasta finales de 2005, cuando se puso en marcha la segunda etapa de la TDT en España, esta vez con canales en abierto.

¿Qué hubiera pasado si toda esta historia se hubiera hecho al revés? Empezando en el año 2000 con canales en abierto y ofreciendo en 2005 una plataforma de canales de pago … a lo mejor hubiera acabado todo igual. ¡Quién sabe!

Comparte esta entrada en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *