Y de repente … Whatsapp gratis de por vida

El año 2016 comienza con una ¿buena? noticia para todos los usuarios del programa Whatsapp, que engloba a todos los que tienen un Smartphone: el uso de la aplicación será gratuita para todos los usuarios. Y ahora viene la pregunta del millón: ¿es que era de pago? Si hacemos un poco de recopilación memorística Whatsapp requería un pago anual de casi un euro para mantener el servicio de mensajería al usuario. Un pírrico euro que mucha gente no quería pagar, haciendo las mil y una en el teléfono complicándose la vida, o bien decidía no abonar y a los pocos días obtenía otro período de uso, así por la cara, sin hacer nada.

¿Y para qué servía el euro? Según los responsables de Whatsapp servía para poder mantener el servicio de mensajería libre de publicidad y obtener así recursos para sus servidores. La factura eléctrica la tiene que pagar alguien… y ahora esa factura parece que ya no importa. ¿Por qué? Hagamos un poco de historia.

Recordemos que Whatsapp es propiedad desde octubre de 2014 de Facebook, empresa que a su vez tiene otro programa de mensajería instantánea llamado Messenger de Facebook, que si lo miramos bien pinta mucho mejor que Whatsapp. Pero como Whatsapp fue el primero en salir al mercado en las tiendas de aplicaciones fue la que se llevó el gato al agua. Todos los dueños de un Smartphone necesitan tener el dichoso programa (soso a más no poder, dicho sea de paso) porque el resto de personas ya lo tiene. Ni se os ocurra decir que dejáis de utilizarlo y os pasáis a la competencia porque empezaréis a estar solos. Si es que para enviar mensajes e iconos simples como el de la flamenca, Whatsapp se basta y se sobra.

Todo esto para decir que ya no se cobra el euro anual porque la aplicación está dentro del consorcio Facebook, una empresa que genera muchos beneficios que sirven para sufragar los gastos de Whatsapp. Un programa de éxito, incluido dentro de la infraestructura de Facebook y que ya no necesita el dinero del usuario … ¿falla algo? De algo se tiene que vivir y crear un programa, comprar unos ordenadores (conforme aumentaban los usuarios se necesitaban más ordenadores) y mantener al equipo, y ahora parece que hay que vivir de Facebook. ¿Y Facebook qué saca en claro de todo esto? ¿Qué tiene Whatsapp de nosotros que le puede interesar a Facebook? Nuestro número de teléfono, ese que tenemos que escribir cuando nos registramos en la aplicación, y que constantemente nos demanda Facebook en su página. Resumiendo: datos de usuario para poder mercadear con ellos.

Nadie nos ofrece un servicio gratuito sin pedir nada a cambio.

Comparte esta entrada en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *