2020 … ¿nuevo dividendo digital? (I)

El tema tiene un mes de antigüedad. Voy tarde, pero mejor tratarlo con tiempo.

En estos días en los organismos de la Unión Europea se está hablando de una reordenación de frecuencias para el año 2020. Y ahí han entrado las compañías d telefonía móvil que quieren ampliar el espacio dedicado en la banda UHF para el servicio de datos 4G. Lo que se ha llamado “ampliación del dividendo digital”.

Y poco tendría que hablar si no fuera por una gran cantidad de medios que han visto en esta noticia una especie de nuevo desastre para los usuarios y su mejor entretenimiento llamado televisión.
Lo que quieren las compañías de telefonía móvil es ampliar hasta los 700 MHz la banda para el 4G, cuando hasta ahora lo tenían desde los 800 MHz. Así tendrían 100 MHz más para repartir. Pero hay que tener en cuenta que estas frecuencias se encuentran en la banda UHF, la utilizada por la televisión terrestre (ya sea digital o en su momento la analógica). Ampliar hasta los 700 MHz supondría que aquellos canales de televisión que se encuentren más allá del canal 51 UHF deberían de recolocarse, con la consecuente molestia para el usuario español que lleva varios años con cambios de resintonización.

Pero … ¿todos los televidentes deberían de hacer una resintonización? Todos, todos … ¡NO! En la última recolocación de canales de emisión el gobierno español pensó en esta posible ampliación del llamado dividendo digital dejando la mayoría de emisiones en canales inferiores al 50 UHF … aunque no en todos los sitios. Se podría ver afectado como mucho 4 canales de televisión en alguna zona o provincia. Nunca en todo el país.

Esa posible resintonización, ¿afectaría a la antena? Solo afectaría en las comunidades de vecinos y solo se tendría que cambiar el modulo amplificador afectado por el posible nuevo dividendo digital. En las antenas individuales no hay que hacer nada. Las antenas exteriores no se deben de tocar para nada.

¿Y en quién recaería el gasto? De momento no se sabe nada de quién pagaría el gasto, a falta que la Unión Europea apruebe esa ampliación.
Pero aquí no se acaba los posibles problemas.

Comparte esta entrada en ...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *